Bilderberg ¿ el cerebro del mundo?

Escrito por el 27 julio, 2019

https://soundcloud.com/radiolapizarra/pgm-27-07-19-bajo-la-tiza

“Club Bilderberg, ¿el cerebro del mundo?”

Advertir antes de empezar, compas, que yo no pretendo con esta investigación (que realmente es un abreboca de un tema mucho más amplio y complejo) alimentar todas esas teorías conspirativas que se han tejido alrededor del Club Bilderberg (que son muchas). Lo que intentaré es transmitirles algunas ideas que se desprenden de hechos reales y que francamente me parecen escandalosas. Y lo primero que hay que dejar muy en claro es que el Club existe, esto lo digo porque hasta hace unos cuantos años se ponía en entredicho la propia existencia de Bilderberg, pero hoy ya nadie lo puede dudar. Es real.

Dicho eso me parece pertinente arrancar introduciendo muy brevemente lo que es el “Club Bilderberg”, el famoso cónclave donde confluyen todos los años (desde 1954) los hombres y mujeres más ricos y poderosos del mundo –nunca en un número superior a 130 invitados- para mantener reuniones secretas en un hotel que permanece cerrado herméticamente entre 3 y 4 días, y donde se intercambian estrategias para definir los rumbos del planeta. (Vaya forma de honrar la democracia…). En fin, dicen que fue idea de David Rockefeller crear un club de ricos y gente poderosa: banqueros, dueños de enormes conglomerados, representantes de organizaciones internacionales como el FMI, el Banco Mundial, y por supuesto, los representantes de las principales corporaciones mediáticas del planeta sin las cuales ningún plan sería posible. Pero la versión “oficial” señala que el club fue creado por el príncipe Bernardo de Holanda (un tipo bastante oscuro) con la idea de mejorar el diálogo entre Europa y Norteamérica, ante los recelos que en los años 50 estaba creando en algunos círculos europeos la aplicación del Plan Marshall.

A los miembros del club se los conoce como los “bilderbergers”. Pero no pueden comprar su  membresía, son apenas invitados de un cerrado grupo de cuatro personas, sí, 4 personas: los integrantes del comité directivo, quienes deciden con total discrecionalidad quién carajo tendrá el “privilegio” de ir a la cita. Los criterios no han variado, deben ser siempre personas poderosas, pero sobre todo entusiastas de lo que ellos llaman el “Orden Mundial Único”… Este es el fin último de Bilderberg. Imposible no pensar en Orwell… ¿Será que el buen George viajó al futuro?

Ahora bien, entramos en materia. Como todos los años, el club Bilderberg celebra su reunión en un lujoso hotel de Europa, curiosamente un requisito que debe cumplir el hotel es disponer de campos del golf… Este año, por ejemplo (edición 67), la reunión se celebró a finales de mayo (30 de mayo a 2 de junio) en Suiza, en la pequeña localidad de Montreaux, a orillas del lago Leman. Vale decir que toda esta información la saqué de la propia página web del Club ( www.bilderbergmeetings.org ), una fachada implementada desde el 2010 para mostrar un rostro más amable y “transparente” en medio de tantos, aunque aún tibios señalamientos. En fin, en esa página web se puntualizan los puntos que se discuten año tras año y en este 2019 la lista señalaba los siguientes temas:

1. Un orden estratégico estable.

2. ¿Qué sigue para Europa?

3. El cambio climático y la sostenibilidad

4. China

5. Rusia

6. El futuro del capitalismo

7. Brexit

8. La ética de la inteligencia artificial

9. La organización de redes sociales

10. La importancia del espacio

11. Las amenazas cibernéticas.

Como ven, siempre presentes entre las mayores preocupaciones de Occidente, Rusia y China; y dos puntos que me llamaron especialmente la atención fueron el uso como arma de las redes sociales y el mantenimiento de “un orden estratégico estable”.  130 asistentes confirmaron su presencia en esta ocasión. Lanzo rápidamente algunos nombres: Jim Baker, asesor de seguridad norteamericano; Eric Schmidt, CEO de Google; Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra; también estuvieron varios ex altos responsables europeos, como los antiguos presidentes de la Comisión Europea José Manuel Barroso (actual presidente de Goldman Sachs) y primer ministro italiano Matteo Renzi. Jared Kushner, yerno y asesor de Donald Trump; Bruno Le Maire, ministro francés de Finanzas; Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft; Mark Rutte, primer ministro de Países Bajos; Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN; el rey Guilermo Alejandro I; los habituales Henry Kissinger, George Soros y los delegados del grupo Rockefeller y Rotschild; y entre las personalidades de España se confirmaron 4 nombres: Pablo Casado, líder del PP; Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos; Ana Botín, presidenta del Santander y Javier Monzón, presidente del grupo Prisa. (En años anteriores han comparecido personajes como Soraya Sáenz de Santamaría, Pedro Sánchez, Albert Rivera, la reina Sofía, Esperanza Aguirre, Juan Luis Cebrián, Rodríguez Zapatero, quien llegó a ser anfitrión en Sitges, etc)

¿Cuáles fueron las conclusiones a las que se llegó en la Conferencia de este año? No lo sabemos, como tampoco sabemos qué se resolvió en años anteriores, por lo menos no a través de canales oficiales. Así que evitaré amplificar las especulaciones que existen alrededor de esto para centrarme en lo escandaloso que resulta que en todas las reuniones rija un pacto conocido como la “Regla de Chatham House”, que establece que los participantes son libres de usar la información recibida, pero que ni la identidad ni la afiliación de los oradores ni de ningún otro participante pueden revelarse.

Estamos hablando, compas, de la existencia de una reunión secreta en la que se habla del futuro del mundo, del destino de la humanidad, y sobre la que no se informa nada porque sus participantes tienen prohibido hacerlo. Por que ni de publica nada? Que se esconde?

Indagué todo lo que pude en la web mencionada y lo único que permanece ahí es la lista de invitados, que además omite algunos nombres que solicitan el anonimato. Se mantiene ahí la lista de los temas que se trataron pero ni una sola palabra sobre las conclusiones que salieron de la reunión; y mucho menos sobre las decisiones y planes de acción que se resolvieron ejecutar. Estamos hablando de personas que tienen un poder real y una enorme capacidad de incidir en lo político y lo económico porque son los propietarios de los grandes conglomerados industriales que manejan el planeta. ¿Cómo es posible que cada año, desde el año 54, se reúnan más de 100 líderes mundiales, incluidas familias reales, y jamás nos enteremos qué deciden? No hay una sola nota de prensa, ¡y muchos de los asistentes ocupan cargos públicos!. ¿Cómo se explica que esta reunión no figure en la agenda oficial de los gobiernos? ¿No tendrían la obligación de informar? Esta gente diseña en secreto lo que se ha llamado el “Nuevo Orden Mundial”, un objetivo contemplado desde el final de la 2da guerra mundial y cuya ideología es la globalización. Tienen el poder y quieren seguir teniéndolo. Se dice que es ahí, en esos corrillos informales que se mantienen durante las sesiones, donde estos líderes mundiales deciden temas de impacto global como el precio del crudo, el inicio de una guerra o el próximo candidato a dirigir un país. Hay quienes dicen que es el gobierno en la sombra…La pregunta es ¿por qué tanta opacidad?

Antes de hablarles de la incidencia que ha tenido el Club Bilderberg en América Latina y particularmente en Uruguay a través de George Soros, permítanme una última reflexión sobre el grosero secretismo que rodea al selecto club integrado por la “crema y nata” del poder mundial, y tiene que ver con el uso de dineros públicos de los países anfitriones. ¿Se dan cuenta lo grave que es que se empleen dineros públicos para la organización de una reunión secreta y no oficial?… En el caso español, un solo ejemplo: En el año 2010 la reunión de los “bilderbergers” se programó para el mes de junio en el lujoso hotel Dolce ubicado en la localidad de Sitges (Cataluña). Indagando un poco en las cifras descubrí que aquella cita supuso un gasto del Estado español de 10 millones de euros solo en seguridad. 10 millones de euros que sostuvieron el sistema operativo desplegado para proteger las inmediaciones del hotel. El gobierno del presidente Zapatero dispuso en ese entonces la conformación de un cuerpo de seguridad integrado por 500 mossos de esquadra que a su vez mantuvieron una coordinación con la policía municipal de Sitges y con la propia seguridad privada. Pero lo curiosos es que la reunión no constó nunca en la agenda oficial de Moncloa, ni en la de Zarzuela… ¿Por qué? No podemos saber hasta que punto este club tiene incidencia de verdad en el destino del universo después de cada reunión, lo que resulta por lo menos escandaloso es el secretismo que hay detrás de estas reuniones.

George Soros y Bilderberg:

Soros es miembro del Club Bilderberg, pero no es cualquier miembro…

Sabemos que se trata de un magnate hungaro que forjó su fortuna a base de la especulación financiera, hay quienes lo pintan como un verdadero rockstar de la especulación y están quienes lo admiran por su labor filantrópica en temas tan delicados como la migración, la ideología de género, la legalización del aborto o la despenalización de la marihuana. Soros se ha descrito como un tipo ultraliberal en lo económico y progresista en lo político.

Pero hay quienes aseguran que la filantropía de George Soros es en verdad una fachada. En el tema migración, Soros ha entendido que uno de los métodos más eficaces para destruir las identidades nacionales es acabando con la homogeneidad racial, genética y cultural, y esto se rompe con la migración masiva. A través de su fundación Open Arms, Soros estaría buscando favorecer el tránsito ilegal de personas, pero no movido necesariamente por fines humanitarios…

Escuchemos en este punto a Javier Villamor, un reconocido periodista español que ha investigado mucho sobre este tema:

Vamos a América Latina:

En más de 60 años desde que se vienen haciendo las reuniones nunca ha sido invitado ningún personaje, que se sepa, de América Latina.

Según la periodista rusa, Liliya Khusainova, que ha dedicado años de investigación sobre este tema, en los últimos tiempos América Latina ha sido estrategia por asuntos relacionados a la implementación de bases militares, la introducción de sanciones a países “incómodos”, e incluso, los intentos fallidos de integración regional han estado bajo el foco de Bilderberg.

La misma investigadora señala que Bilderberg mira como países “molestos” para EE.UU. no solo a Cuba sino también a Venezuela, Bolivia, Ecuador (con Correa) y Nicaragua, por condenar abiertamente el genocidio israelí del pueblo palestino, el uso de las fuerzas armadas contra Libia, los planes de EE.UU. e Israel de “operaciones preventivas” contra Irán, y por promover proyectos económicos a gran escala como el Gran Canal de Nicaragua.

Sostiene Liliya que las manifestaciones que se organizaron contra Dilma Rousseff, contra Rafael Correa, los movimientos contra Evo en Bolivia y la llamada ‘ucranización’ de Venezuela para derrocar a Nicolás Maduro han tenido relación directa con el Club Bilderberg, cuyo interés sobre los recursos naturales de la región es infinito.

Caso Uruguayo:

Finalmente les propongo una breve mirada sobre el caso uruguayo, y aquí vuelve a surgir el nombre de George Soros, ya no con su fundación Open Arms, sino con su Open Society Foundation..

Resulta que esta fundación (Open Society) financió una campaña a favor de la ley que convirtió a Uruguay en el primer país del mundo en legalizar el comercio de la marihuana. El controvertido inversionista mantuvo algunas reuniones con el entonces presidente uruguayo, José Mujica, para discutir su iniciativa y por su intermedio el propio Rockefeller recibió al propio Mujica en Nueva York para hablar sobre este tema. Entiendo que resulta impopular señalar a Pepe Mujica en una teoría conspirativa, pero es un hecho cierto que el expresidente uruguayo mantuvo encuentros con dos notables integrantes del Club Bilderberg y esto ha sido sometido a diversas lecturas…

Según los entendidos en el tema Bilderberg, Uruguay se ha convertido en un mini laboratorio del club.

Escuchemos lo que dijo Cristina Martín Jiménez, una de las personas que más ha escrito e investigado sobre el Club Bilderberg en el mundo, en una conferencia impartida en Uruguay:

Cristina Martín: “Uruguay se ha convertido en un laboratorio de Bilberberg en 2 temas fundamentales y muy actuales, uno de ellos es el laboratorio de la marihuana. Se ha vendido en los grandes medios de comunicación (los que pertenecen a Bilderberg) cuyo accionariado son fondos de inversión, bancos, industriales y multinacionales, que Uruguay estaría a la vanguardia en lo que se refiere a los beneficios de legalizar la marihuana. Detrás de la campaña mediática está George Soros, empresario miembro de Bilderberg. Se están usando semillas trangénicas. Mujica se reunió en Nueva York con David Rockefeller. Esto es un gran negocio. Como se entiende que el actual presidente sea una de las principales voces en las campañas contra el tabaco y que ahora en su país se legalice la marihuana.

Hay otro asunto en el que Uruguay se convierte en un laboratorio y es el tema del aborto como política antinatalista impulsado por Kissinger, Soros de 1968 a la actualidad


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



La Pizarra

con Alfredo Serrano Mancilla

Current track
Title
Artist

Background