Rafael Correa sobre la crisis en Ecuador

Escrito por el 5 octubre, 2019

“Ha habido una crisis inducida, no había razón objetiva para hacer un acuerdo con el FMI porque había otras fuentes de liquidez»

“Ahora Nebot es correísta porque ya se acercan las elecciones”

“Los socialcristianos utilizan a presidentes débiles como hicieron con Mahuad, con Lucio Gutiérrez y ahora con Lenín Moreno para sacar el máximo provecho, para utilizarlos en función de sus intereses económicos y políticos, y cuando ya no les sirven los desechan. Es la práctica de siempre”

“Hay un mecanismo constitucional, democrático e institucional para adelantar las elecciones. Queremos recuperar la gobernabilidad dentro de la institucionalidad y el marco democrático”

“Jamás nos imaginamos una traición de esta naturaleza, jamás nos imaginamos tan brutal persecución y jamás nos imaginamos tal destrucción de la patria; y si es necesario estar como candidato ahí estaré”

“La misma Argentina donde comenzó la restauración conservadora nos puede cambiar el rumbo en el 2019 con el triunfo casi seguro de Alberto Fernández y Cristina”

“Hay un doble estándar, si Angela Merkel gana la cuarta elección y está más de catorce años dirigiendo Alemania es una lideresa y Alemania es una democracia madura, pero si Evo Morales gana su cuarta elección y está más de trece años gobernando con inmenso éxito es un caudillo y Bolivia es una dictadura”

 

 

Sobre el acuerdo del gobierno ecuatoriano con el FMI y los efectos del “paquetazo”.

No había ninguna razón objetiva para hacer un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no se requería acudir al Fondo porque había otras fuentes de liquidez, pero todo lo han hecho para conducir a una situación que justifique ese acuerdo, ha habido una crisis inducida.

El acuerdo con el FMI es una muestra de servilismo, de fundamentalismos ideológicos y obviamente hay detrás también intereses grupales, grandes empresarios e importadores.

La más grave de las medidas (de ajuste) es la liberalización del precio de los combustibles para equipararlos a niveles internacionales, pero también hay graves medidas de flexibilización laboral, retrocesos en derechos para los empleados públicos, parece que los empleados públicos son los malos de la película.

Le están reduciendo a los empleados públicos las vacaciones, le están reduciendo los salarios, los están obligando a aportar a las empresas públicas un día de sus salarios cada mes, lo cual es inconstitucional.

¿Para qué hacen esto? Para desmantelar el sector público, es ideológico, han dicho que no necesitan el Estado, todo esto pasa con la aprobación de las Cámaras de Producción.

Dijeron hay que sacar el Estado de la economía porque quieren que todo sea negocio, para que todo sea privatizado. Imagínense la educación y la salud como mercancía, ¡no seamos tontos, se requiere el Estado y se requiere a los servidores públicos!

Es toda una batería de políticas totalmente antipopulares que van a incrementar la inequidad, van a incrementar la falta de bienestar, van a incrementar la injusticia, van a incrementar incluso el desempleo y la falta de crecimiento porque son políticas absolutamente recesivas.

La complicidad de la prensa en esto es poco menos que obscena, es descarado, la gente que sale a protestar son “vándalos” y “delincuentes” que “quieren provocar la falta de gobernabilidad”, y por supuesto “Correa es el culpable”.

¿Quiénes son los que provocan la falta de gobernabilidad? Los que hacen cosas rechazadas por el pueblo en las urnas. El plan de gobierno de Moreno es todo lo contrario a lo que está haciendo. Hace un año garantizaba que jamás iba a subir los precios de los combustibles y que no iba haber paquetazo. Son ellos los que han destrozando la democracia, la gobernabilidad y la institucionalidad.

Es todo irracional pero con el apoyo de la prensa la locura es sensatez y la sensatez es locura.

Sobre el desmarque de Nebot del discurso oficial y sus críticas al Fondo Monetario Internacional

Ahora Nebot es “correísta” porque ya se acercan las elecciones.

Tenemos políticos pensando en las próximas elecciones, hay que pensar en las próximas generaciones.

Nebot siempre ha sido el “casi” presidente y creo que hoy no está en las mejores condiciones, como en el año 96. Por eso están haciendo todo para destrozarme, quieren hacerme mucho daño, impedirme participar a mi e impedir participar a nuestro movimiento político, movimiento político prestado porque nos robaron Alianza PAIS.

Los socialcristianos utilizan a presidentes débiles como hicieron con Mahuad, con Lucio Gutiérrez y ahora con Lenín Moreno para sacar el máximo provecho, para utilizarlos en función de sus intereses económicos y políticos, y cuando ya no les sirven los desechan. Es la práctica de siempre.

Moreno es un títere sin ninguna convicción, yo creo seriamente que tiene una alteración psicológica. Es un tipo de unas contradicciones clamorosas. Es un tipo que te puede hacer toda un apología a la lealtad, todo una apología sobre la lucha contra la corrupción y ahí tiene la cuenta offshore secreta (INA investments) que se la han mantenido cerrada porque no solo que se cae sino que se va a la cárcel porque ahí hay dinero sucio de una comisión de Sinohydro. Estamos ante un cínico profesional.

¿Quién puede negar que Ecuador se transformó con la Revolución Ciudadana? Nuestras políticas son estudiadas en las universidades del extranjero, pero dijeron que todo estaba mal y a destruir todo para hacerle daño a Correa. Ya no es querer el país ni a la Patria es solo buscar recuperar el poder para seguir dominándonos.

 

Sobre el factor político como eje de desarrollo

Estoy convencido que el problema del subdesarrollo es un problema político, el desarrollo como proceso político, la calidad de política que tenemos.

¿Cómo podemos definir a la política? Como la forma racional en que una democracia toma sus decisiones y define su acción colectiva. Y con una mala política, además de problemas culturales que a veces nos llevan a decidir contra nuestros propios intereses, no vamos a tener las acciones colectivas adecuadas.

El odio a Lula, a Cristina a Evo y a mí no es porque somos autoritarios sino porque somos sus enemigos de clase, somos un verdadero peligro para ellos. El desarrollo es un proceso político, hay que cambiar las relaciones de poder si queremos salir del subdesarrollo.

Durante diez años de Revolución Ciudadana las élites no dominaron, ahora mira quiénes son los miembros del gabinete (de Moreno): el hijo del dueño de uno de los diarios más grandes del Ecuador, el otro es el hijo de un gran banquero, el Ministro de Finanzas es el representante de las Cámaras de Producción, repartió la patria. Nosotros siempre tuvimos diálogos con esos sectores pero con convicciones, porque el diálogo sin convicción se llama reparto y corrupción.

Dios quiera que (Moreno) se lance a la reelección, les aseguro que no saca ni el 5% de los votos.

Antes de mi gobierno (2007), en diez años tuvimos siete presidentes, en Ecuador los gobiernos duraban un promedio de dieciocho meses, había una inestabilidad terrible, conmigo hubo solo un presidente en diez años.

Sobre la posibilidad de elecciones anticipadas y su eventual candidatura.

Yo creo que puede haber elecciones anticipadas. En mi gobierno se logró poner en la Constitución lo que se llama la “muerte cruzada” (Art. 130 y 147 de Constitución de Ecuador) donde el presidente tiene la atribución de llamar a elecciones anticipadas por grave conmoción nacional o por falta de gobernabilidad por bloqueo de la Asamblea Nacional. También la Asamblea puede destituir al presidente (con dos tercios), se disuelve y se anticipan elecciones. Hay un mecanismo constitucional, democrático e institucional para adelantar las elecciones. Queremos recuperar la gobernabilidad dentro de la institucionalidad y el marco democrático.

Si yo puedo servir de algo me presentaré (a las elecciones), no era mi deseo, mi plan de vida era otro.

Lamentablemente jamás nos imaginamos una traición de esta naturaleza, jamás nos imaginamos tan brutal persecución y jamás nos imaginamos tal destrucción de la patria y si es necesario estar como candidato ahí estaré.

 

Sobre la vuelta del progresismo en Argentina y el efecto contagio en América Latina.

Yo creo que el punto de quiebre del fin del ciclo progresista, si podemos hablar de ciclos, fue en el 2015 con la pérdida en Argentina, ahí empieza el punto de arranque o de concreción de lo que llamamos la restauración conservadora; y la misma Argentina nos puede cambiar el rumbo en el 2019 con el triunfo casi seguro, aunque no hay que dormirse en los laureles, de Alberto Fernández y Cristina.

Antes los ciclos conservadores eran más largos. En lo que llamamos la larga y triste noche neoliberal de América Latina (años 90), duró entre diez y doce años, produjo el colapso de Ecuador en el 99 o el corralito en Argentina en el año 2001 y algunos cuantos colapsos más, ahora son ciclos más rápidos y vuelve el progresismo. Estas son buenas noticias para América Latina, es como si ya están despertando nuestros pueblos.

Cuatro años de discurso único en Argentina, trataron de aplastar a Cristina con juicios, atacaron a su familia, persiguieron a sus colaboradores con el discurso de la corrupción, las tácticas de siempre y miren la respuesta del pueblo argentino en las urnas.

Yo creo que Cristina (en la Vicepresidencia de Argentina) va aportar mucho, creo que fue una decisión generosa y muy inteligente no apuntar a la presidencia porque los que tenemos a nuestra patria en el centro del pecho, los que no estamos para una carrera política sino para transformar realidades verdaderamente injustas, no importa donde estemos, lo importante para nosotros es el bien de nuestros países. Vamos a estar donde seamos más útiles.

 

Sobre la postulación de Evo Morales para la reelección en Bolivia.

Bolivia es una buena muestra de la manipulación que pueden hacer medios con ciertos condicionamientos culturales que volvían natural lo que era intolerable: la verticalidad de las relaciones sociales, la desigualdad, la exclusión. El que quiere cambiar todo eso es un “loco”.

Lo que ha hecho Evo en Bolivia es impresionante, es de los gobiernos más exitosos del mundo. Bolivia tiene los mejores indicadores macroeconómicos del planeta, después de una serie de presidentes que entre todos no hacían uno y mantenían permanentemente a Bolivia en el caos y en el retraso.

Mi deseo es que gane Evo porque ha sido un gobernante fuera de serie. Pero ahí están los factores reales de poder, empezando por la prensa, intentando meterle miedo al pueblo. Todo el ataque y los estigmas sobre la perennización en el poder, sí, ¡pero con el voto del pueblo boliviano! Eso se llama democracia.

Hay un doble estándar, si Angela Merkel gana la cuarta elección y está más de catorce años dirigiendo Alemania es una lideresa y Alemania es una democracia madura, pero si Evo Morales gana su cuarta elección y está más de trece años gobernando con inmenso éxito es un caudillo y Bolivia es una dictadura.

Sobre su guiño al discurso de Nayib Bukele, presidente de El Salvador, en la Asamblea de Naciones Unidas.

Yo dije que la intervención de (Nayib) Bukele en la Asamblea de Naciones Unidas era genial en la forma y en el fondo, mostrando que un selfie tendría mucho más impacto que los discursos y demostrando el anacronismo de una Asamblea General que tiene la misma metodología de hace setenta años, cuando estamos en la época del internet, además de que cuesta decenas de millones de dólares.

Pero por estar de acuerdo con lo que dijo (Bukele) no se imaginan todos los insultos que he recibido, incluso de la izquierda, porque como es enemigo del Frente Farabundo Martí (FMLN) y yo tengo afinidad con el Frente, tendría que estar contra Bukele.

Yo nunca he dicho que apoyo su política internacional, su apoyo al TIAR, su ataque a Venezuela ni su alineamiento con Trump, por supuesto que estoy en contra de eso, pero la izquierda debe aprender a superar la mediocridad y el sectarismo.

De nuestros rivales debemos aprender y si se está comunicando algo acertado debemos reconocerlo. Si está comunicando bien Bukele debemos aprender de eso, además hay que estudiar esa victoria que tuvo en El Salvador.

 

Sobre la crisis de la democracia representativa.

El modelo que seguimos de democracia es el modelo del barón de Montesquieu, que tiene más de dos siglos, como una respuesta al absolutismo monárquico. Hay que replantearse cómo funcionan los parlamentos, si todavía sigue vigente la democracia representativa o tenemos que ir a una democracia mucho más participativa con mecanismos electrónicos directos y seguros, preguntar directamente a la gente su opinión.

A la democracia la podemos definir como la expresión de la opinión pública dentro de reglas preestablecidas que se llama Estado de Derecho, pero es básicamente la opinión pública y si ahora se puede conocer esa opinión pública en tiempo real ¿para qué necesitamos la intermediación de representantes? Son cosas que debemos replantearnos.

Ya no tenemos democracia sino “mercadocracias”, ya no importa lo que diga la gente sino los mercados, eso fue lo que dijeron en Argentina, eliminemos la democracia y que vote Wall Street nomás.

Sobre el gobierno de Bolsonaro en Brasil.

Es doloroso y vergonzoso tener un presidente como Bolsonaro en Brasil pero de las crisis se sacan oportunidades, yo creo va a ser una elección aprendida. A Brasil llegó un tipo que dijo lo que todos querían escuchar, el problema de Brasil era la seguridad entonces vino un matón de barrio a decir que iba a acabar con los delincuentes. Realmente es de un primitivismo vergonzoso, pero miren sus niveles de popularidad.

Brasil debe aprender de sus errores, como nosotros con Lenín Moreno. Yo estoy seguro que más temprano que tarde volverá el progresismo en Brasil.


Opiniones
  1. Margaret Villacís   /   8 octubre, 2019, (7:14 pm)

    Este gobierno es corrupto, cínico, mentiroso, traidor, incapaz, deshonesto, canalla y miserable!!! Para este Moreno si no hay justicia terrestre, habrá justicia divina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



La Pizarra

con Alfredo Serrano Mancilla

Current track
Title
Artist

Background