Transfuguismos en política

Escrito por el 14 septiembre, 2019

¿Es América Latina un territorio de tránsfugas políticos? ¿Qué es lo que motiva que un representante político defensor de una ideología migre en un determinado momento a partidos con ideas contrarias a sus creencias originales? ¿Madurez o corrupción? ¿Desencanto o cálculo electoral?
Hay quienes dicen que el tema pasa por una cuestión etárea e inclusive hay estudios que se han hecho al respeto.
Algunos explican la afinidad entre la izquierda y los jóvenes por el idealismo, por la energía e impaciencia juveniles que desea resolver todos los problemas rápidamente, esa juventud que asume que si nadie lo ha hecho hasta ahora es solo por falta de voluntad. Y de pronto me salta a la cabeza la famosa frase de Allende,  quien lo tuvimos muy presente esta semana por el aniversario 46 del fatidico golpe de estado y de su tragica muerte.  Decía Allende que “ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”… Por el contrario, los votantes de la derecha son en su mayoría gente adulta, sino de avanzada edad; muchos de los cuales inclusive comulgaron alguna vez con ideales progresistas. Hay estudios que han demostrado que los “viejos” o electoralmente mayores de 35 años son mucho más resabiados, derrotistas, desconfiados, egoístas y menos generosos que los jóvenes;
 Se sugiere con esto que la gente con la edad se hace más conservadora y más miedosa, traspasan el declive físico a lo político, renuncian a que el mundo progrese y prima una visión individualista de las cosas. Al parecer el idealismo de las primeras décadas de vida choca con el pragmatismo de la vejez.

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



La Pizarra

con Alfredo Serrano Mancilla

Current track
Title
Artist

Background